lunes, 21 de marzo de 2016

Mujer prudente (Mujeres y Mujeres)

La mujer prudente



Leo esta porción y pienso en algunas amigas que son eso, prudentes. Mujeres que con suavidad y firmeza, se conducen en su vida. Mujeres que en cada uno de sus actos revelan sabiduría, compasión y justicia.

Me encantaría decir que conozco muchísimas, pero no. La prudencia es una virtud que no se puede heredar como se heredan casa o riquezas.

Con origen en el latín prudentia, prudencia es un término que se emplea como sinónimo de sensatez, mesura, templanza, cautela o moderación. Se trata de la virtud que lleva a alguien a desenvolverse de modo justo y adecuado…
Eso es lo que me dice el diccionario.

Y es que estas cualidades revelan una vida fincada en el Dueño de todo: en Dios. Por eso dice el final del versículo: De Jehová es la mujer prudente. Y así he escuchado decir cuando se refieren a una mujer prudente: es una mujer de Dios, una mujer que le pertenece al Señor porque a Él ha entregado Su vida.  Porque ha aprendido a renunciar a sí misma, para agradar al Rey de Reyes.

¿Y en la vida práctica como es eso de ser prudente?

·   Con nuestra manera de hablar:

“En las muchas palabras no falta pecado;
Mas el que refrena sus labios es prudente 
Proverbios 10:1

 *Sometiendo nuestras emociones a lo que dice la Palabra de Dios:

 El necio al punto da a conocer su ira;
Mas el que no hace caso de la injuria es prudente”
Proverbios 12:16 

*Siendo discretas y no andando en chismes:

 La ciencia del PRUDENTE está en entender su camino;
Mas la indiscreción de los necios es engaño.
Proverbios 14:18 


*Aprendiendo las lecciones que Dios quiere enseñarnos a través de Su palabra y del consejo de nuestros esposos, padres y mayores:

 El necio menosprecia el consejo de su padre;
Mas el que guarda la corrección vendrá a ser PRUDENTE.”
Proverbios 15:5 


Ahora, lo más popular no es ser prudente. No. En el mundo no vas a hallar mucho aplauso y reconocimiento por ser una mujer que busca obedecer a Dios con sus actos, palabras y pensamientos. NO.

Hoy en día, la invitación a dejarse llevar, a confiar en tus emociones, a pensar que solo vives una vez y que, si hay oportunidad, hagas todo lo que puedas y tomes toda la oportunidad de llegue a tu puerta. Sí, tristemente, la necedad está de moda.

 En el corazón del PRUDENTE reposa la sabiduría; 
Pero no es conocida en medio de los necios.
 

Pero, aun así, estamos llamadas a ser luminares en el mundo. Reflejos de la gracia de Dios recibida, y que queremos llevar a otros, como esperanza en Jesús. Decir con nuestra vida que, en Cristo, está toda la sabiduría que necesitamos para vivir, actuar y dar honra a Dios en todo lo que hagamos.

¿Cómo está tu nivel de prudencia? ¿Andas en reserva? ¿Estás suficientemente llena de la Palabra, que esto desborda en tus actos?

Dios nos ayuda linda, Él es Fiel.

Claudia Sosa
Vestida de Su gracia.blogspot


No hay comentarios:

Publicar un comentario