jueves, 3 de marzo de 2016

La mujer necia ( Mujeres y Mujeres) en Proverbios.

La mujer necia


Cuando leo sobre las mujeres en Proverbios, mi mente se traslada a los 50’/ 60’, no tendría por qué ser así, parece que estas mujeres mencionadas en la Biblia son tan lejanas a nosotros; en estos tiempos pensamos que una mujer no debe tener buenas actitudes, ser virtuosa o dedicarse a su hogar. Es cosa del otro mundo para muchas, la realidad es que el pecado está minando nuestros hogares poco a poco, y no podemos ceder ante tantos ataques de la sociedad.

Lectura
La mujer necia es alborotadora,
ingenua e ignorante.
Proverbios 9:13

La mujer sabia edifica su casa,
pero la necia con sus manos la derriba.
Proverbios 14:1

Una característica de estas mujeres es que hacen caso omiso de la voluntad de Dios, no les interesa conocer a Dios porque ellas creen que lo que saben es suficiente; Rechazan la sabiduría convencidas de que por sí mismas pueden solucionar las cosas.

Quieren que les diga algo, muchas veces me he comportado como necia, mi forma de actuar no es el adecuado en algunas circunstancias, cuando estoy metida en algún lío pienso que puedo resolverlo y por último busco a Dios, y ya que metí la pata como decimos en México busco depender de Dios y dejar que él se encargue del asunto. ¿Te ha pasado que si no dependes de Dios podemos caer en la necedad?

Características de esta mujer:

La mujer descrita en prov. 9:13 No le interesa en ningún momento obedecer. No tiene buen juicio antes de actuar, falta de prudencia en la forma de hablar, no le interesa saber qué es lo recto y propio, alborotadora e ignorante. Una mujer con estas características no es buena influencia, siempre te animará y conducirá a disfrutar los placeres del mundo.

La mujer descrita en Prov.14:1. Es aquella que poco a poco va destruyendo su matrimonio, se ha olvidado del pacto que hizo con Dios al casarse y por ello ha dejado de esforzarse en su hogar, critica siempre a su marido, es intolerante, y quiere asumir el rol que le corresponde a su esposo ya que piensa que él no lo está haciendo bien. Hace caso omiso de la voluntad de Dios al instruir a sus hijos, piensa que no lo necesitan. Da lugar a sus raíces de amargura tratando mal a todos en su hogar. La destrucción de su hogar se va dando de una forma paulatina.

Reflexión:

Dios debe ser el centro de nuestras vidas, el tener un tiempo a solas en la lectura y meditación de su palabra te llevará a edificar un hogar conforme a la sabiduría de Dios.


Al elegir buscar a Dios satisface todas las necesidades que una persona puede tener. Cuida tus amistades, no te compares a nadie. Él mundo nos ofrece los deseos que satisfacen nuestra carne, satisfaciendo nuestro ego, en cambio la sabiduría nos conduce a resistir cualquier tentación o influencia de todos los que nos rodean.


Mi hogar es mi ministerio principal, es mi encomienda, un hermoso regalo que Dios ha otorgado en mis manos, No quiero que la humedad del rencor, frustración se cuele en el, quiero que mis hijos sepan de Dios por medio de mí, quiero que mi esposo se sienta amado y respetado. De verdad que tenemos una ardua tarea por hacer todos los días.

 Lizy aprendiendo en mi hogar.

Si quieres tener una meditación de la palabra de Dios y ser más asertiva te dejo una pequeña guia. 


puedes descargar aquí







No hay comentarios:

Publicar un comentario