viernes, 15 de enero de 2016

Más de una advertencia (Proverbios)

Más de una Advertencia


Recuerdo a mi hija gateando; todos los días tenía que advertirle sobre los peligros y retirarla de ellos, los enchufes de la luz eran su objetivo, ella no sabía que daño podría ocasionarle, por su curiosidad los buscaba con insistencia. Su edad no le permitía ver cuán peligroso era.  Ahora que ha crecido un poco, sigo advirtiéndole sobre los “peligros”.

Salomón le pide a su hijo que escuche las advertencias de la sabiduría. Parece una llamada de atención con urgencia -Hijo mío. atesórala en tu corazón, esto implica leer, meditar, entender, aplicar, memorizar, orar y vivir la palabra de Dios.

Debía buscar la palabra de Dios con diligencia como si fuera tras un tesoro. Esta práctica le ayudaría a tener la dirección de Dios para cualquier aspecto de su vida. Si clama, si recibe, si busca, si estas atento, entenderá el temor de Dios, esto implica pasar tiempo con el dador de la sabiduría.

Dios quiere protegernos sobre los peligros de los hombres necios y perversos, de un mundo lleno de inmoralidad, de un mundo carente de los principios de Dios.

Poner atención a las advertencias dadas en proverbios demuestra un corazón humilde, y una disposición de recibir el consejo. Nos previene de los peligros de la vida, es como los señalamientos que vemos por las calles ALTO< PELIGRO.

Medita hoy en proverbios uno y dos. Subraya con color amarillo las advertencia y peligros en estos capítulos. Con color verde todo aquello que se recibe cuando pones atención a la sabiduría.




Semana 1

Día 1

¿Cuantos de nosotros buscamos ser sabios en nuestro diario vivir?  como resultado de esta búsqueda recurrimos a métodos, estudios, personas, frases y todo lo que se nos ocurra con el fin de lograr este objetivo.
En la mentalidad hebrea, “conocer sabiduría significa ponerla en práctica e instrucción”. La sabiduría es el resultado de un conocimiento que produce obediencia.
El temor del Señor es el principio de la verdadera piedad, de modo que si deseamos ser más sabios debemos llevar vidas de reverencia. Un temor que nos advierte del peligro. Debemos practicar una fe viva y una conducta acorde a la palabra de Dios.
Por el contrario, están los necios (insensatos) Tontos que ignoran la sabiduría de Dios, mostrando indiferencia, desprecio, le gusta la contienda, es burlón, menosprecia a sus padres. No son capaces de valorar la sabiduría.
Tenemos estas dos opciones: llegar a ser sabios o la de ser insensatos.
Medita: ¿Tú comportamiento refleja sabiduría?

Día 2



Pon atención es la primera llamada, el primer paso a un dialogo entre dos personas. El llamado va hacia el hijo de una forma más íntima. Creo firmemente que el hogar es la primera escuela: un padre sabio asume que debe instruir a sus hijos, orientarlos sobre las cosas de la vida y sus peligros. Es deber de los hijos obedecer a sus padres y honrarlos. Un hijo obediente estará adornado de gracia y tendrá sus grandes recompensas. Efesios 6:2-3.
NOTA: Los adornos mostraban la dignidad y el valor de la persona y su familia. Las enseñanzas paternales, los buenos modales, se deben mostrar como lo más apreciado de la persona.


 Día 3  

Con frecuencia somos desobedientes, sabemos lo que tenemos que hacer y no lo ponemos en práctica, un reto para cada joven y aun para nosotros.
La gente ejerce presión para hacer el mal. Cada día el reto es ir contra corriente, NO CONSIENTAS, no digas, ni hagas los que ellos hacen.
 Medita: Las advertencias son para todos, la decisión es personal, pero es ahí donde mostraremos sabiduría. 


Día 4


“Podemos perder nuestro valor como individuos con la esperanza de ser estimados dentro de un grupo”.
La compañía de los malos es peligrosa, los advertidos deben evitar el pecado. Oremos cada día por la vida de nuestros hijos para que estén atentos y tengan discernimiento entre lo bueno y lo malo, oremos por sus compañeros de escuela y cada uno de sus profesores.
Salmo 1:6 Porque Jehová conoce el camino de los justos, más la senda de los malos perecerá.


Día 5


La sabiduría es personificada como una dama (recuerde que es un libro poético) valiente en medio del camino, pide nuestra atención, nos invita a tener una vida con un propósito. Acompañándonos para aconsejarnos. La adquisición de la sabiduría es el resultado de caminar en la presencia de Dios y aprender de todo lo que tiene para enseñarnos.

Día 6


Un sabio es temeroso de Dios, pero el necio desprecia esta sabiduría, permaneciendo en su ignorancia lo cual lo llevara a la ruina.
Todos nosotros tenemos ciertos aspectos para cambiar y prestar atención a ello, aceptarlos y corregirlos trabajando en esas debilidades nos salvaran de un peligro, el no hacerlo nos convierte en necios desobedientes y esa decisión puede traer consecuencias graves.
 Medita: ¿Qué aspectos de mi vida debo cambiar? ¿Cuáles debo cuidar?

Día 7


La quietud es dada por obedecer a Dios. Todos deseamos una vida tranquila, es difícil obtenerla en este tiempo, sin embargo, Dios en su palabra nos muestra que el oírlo y llevar a la práctica su palabra nos traerá un beneficio, “no temer a ningún mal” esa paz que sobrepasa todo entendimiento en la prueba o esa valentía en situaciones que nunca pensaste que podrías lograr. Vivir tranquilos es tener la plena certeza que Dios tiene el control de todo.



Lizy





                                                                                                


No hay comentarios:

Publicar un comentario