martes, 27 de octubre de 2015

Niños diligentes, íntegros y humildes (hijos para Dios)

Niños diligentes, íntegros y humildes
En este tiempo de caos y descuido por parte nuestra como padres, debemos prestar atención a educar hijos que  sean diligentes,  independientemente de cual sea la posición que tengan en un futuro en la vida.
 Darles tareas a edad temprana para emplear su tiempo, tareas moderadas y diversas, que no los abrume, ni fatigue su tierno espíritu, pero lo suficiente para tenerlos activos en el día. Esto les ayudara a tener buen uso del tiempo y formar su carácter en la permanencia de un buen hábito.




Que sean Íntegros:
Que nuestros hijos amen la verdad y la sinceridad, y se sientan mal, cuando practiquen la mentira.
Formar hijos íntegros requiere de un ejemplo genuino de parte de los padres, inculcando valores correctos y precisos a los niños.
Cuando nuestros hijos se encuentren culpables por mentir consiente y deliberadamente, expresemos nuestro desacuerdo por esta acción. No solo con una reprensión correcta o inmediata. Sino llegando al corazón de su conducta por el comportamiento, y puedan reconocer cuanto nos ha afectado, entristecido y desagradado.
Actuar con seriedad y corregir esta falta en su momento, puede ser una manera de prevenir muchas más.
Demostrarles cuan agradable, honroso y ventajoso es mantener un carácter justo, abierto y honesto.
Y que desagradable es ser necio, deshonesto, el camino más fácil para ser malignos, inútiles y odiosos.
Sobre todo debemos recordarles que Dios ama la justicia y rectitud y mira con agrado a los rectos.


Criar hijos humildes es un adorno hermoso que se gana la estima y afecto.
Querer el bienestar, la honra y la felicidad de otros.
Demos el paso a tener hijos humildes y modestos en toda su manera de ser con todos.
Que traten a sus superiores con respeto, acostumbrarlos a guardar silencio y ser prudentes en el momento apropiado. De este modo aprenderán a gobernar su lengua, para su tranquilidad futura, confort  y reputación.
Lizy

Biografía recomendada
Hijos en el hogar
pa.17.



No hay comentarios:

Publicar un comentario