lunes, 24 de agosto de 2015

Dios siempre esta para ti


Dios siempre está para ti
Todos tenemos muchos cambios, recuerda unos años atrás cuando eras pequeño. Cambiamos conforme vamos creciendo, cambiamos de opinión, cambiamos de ciudad, de amigos o escuela. Muchas veces los cambios no nos gustan, nos cuesta aceptarlos y aprender a vivir con ellos.
 Lo que me da una gran tranquilidad es que Dios nunca cambia, él y sus promesas siempre serán verdaderas.
El salmo 23 es un hermoso recordatorio del cuidado de Dios en nuestras vidas.
1 El Señor es mi pastor; nada me falta.
2 En campos de verdes pastos me hace descansar;
Me lleva a arroyos de aguas tranquilas.
3 Me infunde nuevas fuerzas
Y me guía por el camino correcto,
Para hacer honor a su nombre.
4 Aunque deba yo pasar por el valle más sombrío,
No temo sufrir daño alguno, porque tú estás conmigo;
Con tu vara de pastor me infundes nuevo aliento.
5 Me preparas un banquete
A la vista de mis adversarios;
Derramas perfume sobre mi cabeza
Y me colmas de bendiciones.
6 Sé que tu bondad y tu misericordia
Me acompañarán todos los días de mi vida,
Y que en tu casa, oh Señor, viviré por largos días.
Ya vimos que Dios nos provee, cuida, guía, nos da fuerza, nos colma de bendiciones, y nos acompaña.
 El versículo 6 termina con una gran seguridad  en la vida de los creyentes. Dios es bondadoso y misericordioso. Puedes vivir confiado en que las promesas de Dios son reales en tu vida, diario, en todo momento. Estas cosas Dios las ha preparado para ti y puedes estar confiado en que cualquier dificultad que estés pasando es temporal más sus promesas eternas. 
Oración: Dios gracias por ser tan amoroso conmigo, por tus promesas y tu cuidado. En el nombre de Jesús am'en.
Actividad: Necesitas un plato de cartón, una hoja blanca de cartulina, algodón (bolitas) pegamento.



Puedes repasar el salmo haciendo una pequeña representación de cada versículo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario