martes, 14 de julio de 2015

En lugares delicados de descanso

“En Lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas
De reposo me pastoreará”
Salmos 23:2

Cuanto ama el pastor a sus ovejas! Al leer este versículo no dejo de imaginarme un rebaño y un pastor estando pendiente del cuidado que cada una de ellas necesita para vivir. Y esto realmente alienta mi vida, me llena de paz y seguridad, pues ese pastor es mi pastor... El me protege, me guía y orienta. 
Día a día nuestro Dios nos demuestra estos cuidados. Nos provee lo que necesitamos diariamente. El permanece fiel a nuestro lado, nunca se aparta. Y esto es lo que el salmista expresa en este hermoso pasaje. Disfrutando de cómo era guiado hacia la paz y la tranquilidad.


Ese mismo pastor anhela que tengamos confianza en El al punto de dejarnos guiar hacia donde nos quiere llevar. Desea que como ovejas mansamente vayamos en pos  su voluntad y como niños estemos seguros de que en El vamos a obtener el descanso que necesitamos. 
En el Salmo 143:10 leemos cómo una oveja desea hacer la voluntad de su pastor y ser guiado, "Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud". Esto es un ejemplo fiel y digno de ser tomado en cuenta por nosotros.
Al estar bajo los cuidados de Dios, estemos seguros de que en la dificultad El nos dará la paz que necesitamos para seguir adelante. Nos guiará hacia aguas de reposo y nos dará fuerzas necesarias para enfrentar cualquier situación! No hay temor, como un pastor que ama a sus ovejas peleará por nosotros. 
"Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
 Filipenses 4:7
Yo estoy necesitada de su protección, siento que sin El me pierdo! Por eso es necesario para mí como una oveja mantenerme siempre en su redil.
“Cuando vengan tiempos difíciles, tú me darás protección, me esconderás en tu templo, que es el lugar más seguro.”
Salmos 27:5
El sentimiento de saber que tienes a un Dios pendiente de ti es maravilloso! Un pastor que no te pierde de vista! Te busca! Te conoce! Te extraña! Te ama como eres! Sabe lo que te gusta! Te alimenta! Te provee lo que necesitas! Es piadoso! Y además te muestra el camino de la vida, un camino sin peligro que nos conduce al bienestar.
Cómo rechazar la bendición que el pastor aporta a nuestras vidas? Nunca!!
Vamos a caminar con ese pastor! Disfrutemos de su compañía siempre siguiendo sus pasadas!
En Cristo,


Yissell

1 comentario: