domingo, 26 de abril de 2015

Tipos de Comunicación

Métodos Bíblicos: Tipos de Comunicación

Este capitulo trata de una rica dimensión de la comunicación la cual debe ser la base y sostén de todo lo que usted diga y haga para proveer reglas, llamar a sus niños a cuentas y administrar la disciplina apropiada.

Tipos de comunicación
La comunicación de ser multifacética y con textura rica,  debe incluir aliento, corrección, reprensión, ruego, instrucción, advertencia, enseñanza y oración. Todos estos elementos deben ser parte de su interacción con sus niños.
Las diferentes condiciones en nuestros hijos requieren diferentes formas de comunicación. Debemos discernir cuál es el tipo de comunicación apropiada para el momento.

Ánimo: Los niños necesitan una comunicación diseñada para inspirarlos y llenarlos de esperanza y valentía. Necesitamos mostrar sabiduría para dirigir en el momento preciso y animar a nuestros hijos. Ayudarlos a comprender las promesas de Dios en esos momentos de desaliento, puede animarlos a hallar valentía, esperanza e inspiración que viene de Dios.

Corrección: Es cuando el niño necesita ser corregido por algo que está mal. La corrección ayuda al niño a entender las normas de Dios y le enseña a evaluar su conducta de acuerdo a esa norma. 2 de Tim.3:16-17 nos dice que la corrección es una de las funciones de la palabra de Dios.
Nuestros hijos necesitan entender las normas de Dios y evaluar su respuesta a la corrección en términos de esa norma.

Reprensión: La reprensión censura la conducta. A veces nuestros hijos deben experimentar un sentido de alarma y consternación por lo que han dicho o hecho. Cuando nuestros hijos dicen algo desagradable conllevan una reprensión fuerte y diríamos con alarma e indignación –Es dañino hablar así y nunca quiero oírte decir algo semejante otra vez. ( a esto podemos añadir instrucción, ánimo y oración).

Súplica: Este tipo de comunicación es intensa y con ahínco e incluye peticiones, solicitudes, urgencia y aun ruegos. Son peticiones intensas quien entendiendo a su hijo, las formas en que Dios actúa y la situación extrema del momento, ésta dispuesto a mostrar su alma, para que el niño actué con sabiduría y fe. Es un tipo de comunicación que se usa en casos de gran importancia como: Evitar los pecados sexuales, pornografía, rogarles acerca del peligro de abrirse a la impureza, advertirles sobre las consecuencias de estos pecados.


 Proverbios 23:26  al leerlo, uno no puede evitar oír el intenso ruego que hay detrás de estas palabras.

Instrucción: Es el proceso de proveer una lección, un precepto o información que ayudará a sus niños a entender su mundo. Sus niños necesitan un sistema en el cual puedan entender la vida. Los proverbios del rey Salomón sin una fuente repleta de información acerca de la vida. El niño que comienza a entender la caracterización que hace Proverbios del necio, del holgazán, del sabio, del burlador y así por el estilo, desarrollará discernimiento acerca de la vida.

Advertencia: Las vidas de sus niños están llenas de peligros, pero las advertencias los ponen en guardia contra esos peligros. Una advertencia implica hablar con misericordia. Nos alerta de manera fiel del peligro, mientras hay tiempo de escapar sin sufrir ningún daño. Un padre alerta puede capacitar a su niño para escapar del peligro y aprender en el proceso. Podemos decir que la advertencia preservsa.
Enseñanza: Es el proceso de impartir conocimiento o hacer que alguien aprenda algo. A veces, la enseñanza toma lugar antes de que sea necesaria, pero es más poderosa después de un fracaso o problema. Como un padre piadoso, usted tiene mucho que impartir. Usando el conocimiento de las Escrituras, usted puede enseñar a su hijo a comprenderse a sí mismo, a otros, la vida, la revelación de Dios al mundo y, por tanto, debe impartir en todo momento ese conocimiento a sus hijos.


Oración: La oración no es comunicación con el niño sino con Dios, es un elemento esencial de la comunicación entre el padre o la madre y el niño. A menudo, nuestras ideas más penetrantes vendrán cuando ellos  oran. Es una ventada a sus almas. La oración de la madre o el padre provee instrucción y discernimiento para el niño, su oración comunicará su fe en Dios a su hijo.
La comunicación con sus hijos va a tomar muchas formas, cada elemento mencionado anteriormente es importante y deben ser reflejados en su comunicación con los niños.

Lizy aprendiendo a ser mamá





No hay comentarios:

Publicar un comentario