domingo, 1 de marzo de 2015

Llegue al corazón de la Conducta

Llegue al corazón de la conducta

Hace unos años buscaba a gritos una ayuda para educar de una forma correcta a nuestros hijos, en especial a nuestra pequeña la cual hacia unos berrinches extremos desde su primer año de vida (ya saben tirarse al piso sin ninguna razón queriendo solo lograr su objetivo, decirme no cuando yo le decía ven, siéntate, y aun decirme palabras  desagradables) confieso que me sentía angustiada y a su vez desanimada no entendía porque a su corta edad ella actuaba de esa forma si nosotros como padres hacíamos “lo correcto”. Ya cansada pedí ayuda y un consejero generosamente me hablo de este libro, ¡wow lo devoré ¡


Cómo Pastorear el Corazón de su Hijo
Tedd Tripp

El propósito del libro es hacernos ver que la situación tiene esperanza. Nosotros  podemos crecer a nuestros hijos como Dios quiere.
Nos enseña a ocuparnos de nuestros hijos en lo que realmente es importante: Su corazón por medio de la observación de sus palabras y acciones. Nos enseña como la disciplina y la comunicación trabajan juntas.
La importancia de la autoridad: Nosotros ejercemos autoridad como agentes de Dios. Para ello necesitamos la guía segura que es la Biblia, que nos da la verdad absoluta.
El propósito de tu autoridad en las vidas de tus hijos no es tenerlos bajo tu poder, sino proporcionarles el poder para que sean personas con dominio propio viviendo libremente bajo la autoridad de Dios.

Pastoreando: Me encanta pensar en como somos pastores de nuestros hijos, este proceso de pastorear  ayuda al niño a entenderse a si mismo y el mundo en que vive. Tú debes pastorear sus pensamientos a aprender el discernimiento y la Sabiduría.

El enfoque principal de la crianza es el Evangelio: Cuando no presentamos las normas de Dios, robamos a nuestros niños la misericordia del evangelio, nuestros niños deben asimilar el mensaje del Evangelio. 



Resumen:
El corazón determina la conducta por tanto lo que usted dice y hace, expresa la orientación de su corazón. Lucas 6:45
El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien, pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca.

La conducta no es el asunto fundamental, el asunto básico es lo que está ocurriendo en el CORAZÓN, porque el corazón es el centro de control de la vida.

Todo comportamiento está ligado a la conducta del corazón, la disciplina tiene que tratar con las actitudes del corazón. El corazón es el manantial de la vida, y por esa razón la crianza se ocupa de pastorear el corazón.

Como pastores del corazón de nuestros hijos debemos ejercer nuestra autoridad con sabiduría poniendo en practica nuestra autoridad a través de la palabra de Dios y con un buen ejemplo.

Debemos aprender a involucrarnos con nuestros hijos, no solo a reprenderlos. Si usted va a tratar de descifrar la gran confusión acerca de la crianza, debe ir a las escrituras para hallar respuestas.

Mis hijos peleaban por la mañana culpándose uno a otro cuando les llame la atención, era justo antes de irnos a la iglesia, entre a la habitación el piso se encontraba mojado yo enseguida dije: ¿Quien fue? como niños nadie quería salir regañado y comenzaron a culparse el uno al otro, en ese momento mi esposo entro y les pregunta ¿por qué lo hicieron? a lo que los dos contestaron estábamos jugando (recordé la importancia de enfocarme en el corazón)

 Necesitamos comprender a nuestros niños en relación a los dos conjuntos de elementos que le afectan:
1 El niño y su relación con las influencias formativas de la vida.
2 El niño y su relación con Dios.

Ahora tengo claro que es mas importante enfocarme en lo que esta ocurriendo en su corazón (de nuestros hijos) El corazón es el centro de control de la vida. Muchas veces me distraje con la conducta porque es lo que todos vemos, nos irrita, llama la atención, nos cansa y muchas veces nos avergüenza.
  El comportamiento de nuestros hijos no surge sin causa más bien refleja lo que hay en su corazón.
Si vamos a ayudar a nuestros hijos debemos enfocarnos con las actitudes del corazón que dominan su conducta.


Lizzy aprendiendo a ser mamá
Capitulo 1 de Cómo pastorear el corazón de su hijo.
Paginas 3 a 8.




No hay comentarios:

Publicar un comentario