domingo, 25 de enero de 2015

Para Vivir bien (Honra a tu Padre y a tu Madre)

Para vivir bien
{Honrando a tus padres}




         Hace 3 meses falleció mi padre ya entrado en años, 45 días después murió mi madre y una pregunta e inquietud tuve durante mucho tiempo ¿los he honrado como Dios me pide que lo haga?


         Era algo que en verdad me quitaba el sueño, sentía una desesperación por hacer lo correcto con ellos y honrarlos en verdad, recordaba instantes en los que pensaba “pude y debí no haber dicho eso” “hubiera obedecido esa noche” “¿por qué no callaba cuando estaba enojada’” y era tal mi angustia por estar deshonrando a mis padres que un día corrí a su hogar, llegué sola hablar con mi padre y con mi madre, tenía y debía sacar eso de mi pues me estaba atormentando.


         Recuerdo que con llanto le pedí perdón a cada uno por haberlos deshonrado tanto tiempo, mi padre interrumpió y me dijo: nunca me has deshonrado, tu amor cubre todo eso y yo solo me acuerdo de lo bueno. Si, hoy sigo llorando cuando lo recuerdo y te confieso que aunque lo agradecí, sabía que mi padre y mi madre ya me habían perdonado toda deshonra, y es que uno pudiera pensar que el honrarles es algo complicado o por el contrario, que la deshonra es algo sumamente grave y no cualquiera lo hace; no, la deshonra y la honra son  cosas que hacemos muy a menudo y podríamos no darnos cuenta.




Honra: Demostración de aprecio que se hace a una persona reconociendo su virtud y su mérito.


La Palabra de Dios nos muestra el primer mandamiento con promesa y es precisamente acerca de la honra a los padres.




Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;
para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Efesios 6:2-3



Para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra… ¿sólo por honrarles? Eso dice la palabra de Dios, la pregunta que he escuchado más de una vez:

¿Y si fueron malos padres conmigo?

La Biblia no dice hónralos si acaso fueron buenos contigo, dice Honra a tu padre y a tu madre  por ser quienes son, por ser el canal por el cual Dios te ha traído a este mundo con un propósito, por ser quienes cuidaron de ti al nacer, porque si vemos las cosas fríamente, si nuestra madre no nos hubiera alimentado de bebés estaríamos muertas, si nuestro padre no se hubiera preocupado por llevar alimento y vestido al hogar  nuestra historia sería diferente.


Probablemente tu historia sea diferente y tus padres te abandonaron y te cuidó una tía, honra a tus padres a pesar de ello y honra a tu tía que fungió con ese papel; eres adoptada, honra a los padres que buscaron tenerte, o a tus abuelos que te criaron cuando tus padres se olvidaron de ti, tal vez sufriste de abusos por parte de ellos, tú cumple con honrarles  perdónales y ora por ellos, mira al final todos daremos cuenta por nuestros actos, tú obedece a Dios y hónrales …  honra  a los padres y a quienes toman ese papel para que el día de hoy tú estés aquí y ahora cumpliendo sueños, buscando ser mejor, superando obstáculos, viviendo.


         Todos debemos honrar a quienes nos criaron, y pensar en ellos para bendecirlos; ve,  honra y bendice a tus padres hoy que los tienes.


La honra va más allá de lo que pudiéramos darles de manera monetaria o material, la honra es darles el reconocimiento por lo que hacen, por lo que son, nosotros no los elegimos para que fueran nuestros padres, fue Dios quien lo hizo ¿quién mejor que Él?



¿Cómo los puedo honrar?



1.      Se agradecida con ellos.- Todo el tiempo, dales las gracias porque son tus padres, por el cuidado que tuvieron contigo toda tu vida, por los regaños que impidieron que salieras y no te accidentaras, por instruirte en el amor a Dios, por esas risas interminables al cantar, agradéceles por la noche que corrieron a ese novio que no te convenía, por las noches en vela cuando tu enfermabas, por el arroz con leche que te hacía cuando estaba feliz, agradece por todo lo que hicieron de ti la mujer quien eres hoy.


2.      Tenlos presentes en tus gastos.- así como separas determinado dinero para vacaciones, separa e invierte en ellos, es una manera de regresarles lo mucho que nos dieron, no importa si ellos no tienen necesidad financiera, es un principio de honra, ayuda a tus padres con lo que puedas, tal vez no sea dinero pero si tiempo, alimento. Invierte en ellos.


3.      Respeta su mundo y su ritmo.- recuerdo como mi padre le tenía pavor a usar los cajeros automáticos, un día le pregunté por qué y me dijo “tengo miedo de no saber usarlo” para ti y para mi es común usar las herramientas tecnológicas, para ellos puede ser algo abrumador, hagamos su vida un poco más sencilla en un mundo completamente diferente al que vieron cuando niños.


4.      Tenles paciencia.- se perfecto la desesperación que se tiene como hijos ver a tus padres con limitaciones físicas,  el tener que cuidarlos como si fueran niños o bebés, pero recordemos que nuestra vida comenzó exactamente así, ellos cuidando nuestras limitaciones y lo hicieron lo mejor que pudieron y hoy seguimos aquí.

5.      Sé su porrista.- Todas las mujeres vemos a nuestro padre como nuestro súper héroe díselo, haz que lo sepa, hazle saber que eres la mujer quien eres por la protección que te dio siempre; hazle saber a tu madre lo orgullosa que estás de haber tejido con ella todas las tardes, hónrala haciéndole saber que admiras su esfuerzo y sus fuerzas para soportar los golpes de la vida.


6.      Dales tiempo de calidad.- que ellos sientan lo valorados que son, llámales, envíales una tarjeta, visítalos. El tiempo que estés con ellos no les reclames nada, no les regañes ni les hagas sentir mal, ámalos por el simple hecho de ser tus padres.


7.      Pídeles su Bendición para ti y tu descendencia.- Hazles saber que anhelas y aprecias el que te bendiga y a tus hijos también, dales esa importancia por ser tus padres y diles lo agradecida que estás por sus enseñanzas y su amor.


8.      Ámalos.- Ríete de sus chistes, abrázalos, bésalos, haz todo lo que se te venga a la mente por hacerlos sonreír, que ellos sepan que no hay nadie más en el mundo que pudieran ser mejores padres para ti.


9.      Llámalos.- Escúchalos, llámales sólo por conversar con ellos, por hacerlos sentirse amados y extrañados, graba su voz, pasa tiempo escuchando sus historias y graba todo cuanto puedas en tu corazón.




Hoy a la distancia me doy cuenta que tuve unos padres excepcionales, más que honrarles por lo que me dieron los honro por ser quienes fueron, no permitas que pase más tiempo sin hablarles, sin visitarles, sin perdonarles. Hónrales, llegará un día en el que al teléfono dejes de escuchar su voz, llegarás a una casa vacía y querrás regresar el tiempo solo para decirle: “Si, tenías razón” no dejes las cosas inconclusas, llama, ama, perdona, honra.


Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano,
y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.

Levítico 19:32






Renovada en Su Gracia




9 comentarios:

  1. Muchas gracias, que Dios te siga bendiciendo, esta reflexión está muy buena. Hasta lloré cuando la iba leyendo. Voy a compartirla con mis hermanas. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que esto sea de bendición Yenory Dios siga obrando en nuestras vidas. Bendiciones.

      Eliminar
  2. Ah Karla, este artículo es de esos que hace falta guardar y releer. Gracias por compartir tu corazón con nosotras!! Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a ti Edurne =D Dios es bueno, lo leía anoche y aaaah volví a llorar y me he preguntado más de una vez ¿por qué no grabe su voz? Dios es bueno, un beso amiga!

      Eliminar
    2. Hermoso Karla Martínez y si es de esos artículos que puedes leer, y leer.........gracias mil.Muy tuyo!!!

      Eliminar