domingo, 18 de enero de 2015

El día de descanso mandamiento4

Guarda el día de reposo
Acuérdate de guardar el día de descanso al mantenerlo santo. Tienes seis días en la semana para hacer tu trabajo habitual, pero el séptimo día de descanso está dedicado al Señor tu Dios. Éxodo 20:89ª.
El día de reposo fue dado a la nación de Israel en una forma muy excepcional, fue establecido con algunos propósitos.
1.      Que el pueblo de Israel descansar de sus labores.
2.      Recordar a todo Israel que Dios es el creador del cielo y la tierra.
3.      Dios quiere una relación personal con el hombre.
4.      Su gran misericordia al liberarlos de la esclavitud de los egipcios.

Los Israelitas habían de observar el día de reposo (significa cesación o descanso) refrenándose de las tareas diarias a fin de disfrutar y recordar las bendiciones de Dios.

Las personas en sus jornadas laborales tienen un sistema de 6 días de trabajo con un día de descanso. Mi esposo estuvo trabajando por 2 años sin descanso alguno, era un cansancio físico, emocional y espiritual, como anhelamos el día de descanso.Pienso entonces en el pueblo de Israel trabando sin parar por tantos años.
Lo que quiero compartir hoy es centrarnos en lo que podemos o hacemos en nuestro día de descanso. 
Cuando pensamos en el trabajo pensamos en como este suple nuestras necesidades físicas. No pensamos en el trabajo como una bendición de Dios (en muchas ocasiones) Pero cuando somos consientes de que nuestro sustento viene de parte de Dios por medio del trabajo tomaremos con mas respeto el día de descanso.

Un día de reposo con Dios.
Israel acababa de pasar 40 años en esclavitud en Egipto, ellos no podían adorar a Dios, al momento que Dios los liberó ellos habían olvidado algunos preceptos. Por ello dice el versículo: Acuérdate del día de reposo.

¿Qué hago en el día de descanso? 
Paso un tiempo con Dios, por lo regular estoy a la carrera toda la semana pero llega el fin de semana y puedo hacer un alto para meditar en toda la bondad de Dios en mi vida fuera de la rutina (no estoy diciendo que solo este día se tenga un tiempo con Dios, sino mas bien puedes disfrutar de mas tiempo)

El Salmo 103:2 dice:
Que todo lo que soy alabe al Señor;
Que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí.
Te invito a ser una pequeña lista, escribe en ella todos los beneficios que tuviste en la semana. Así practicaras la gratitud.

Asiste a tu iglesia. La iglesia es un lugar donde podrás alabar y adorar a Dios junto a más personas y meditar en su palabra. El oír la palabra de Dios trae grandes beneficios a nuestra vida espiritual.

Col. 3:16 dice:
Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que el da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido.

Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo Marcos 2:28.
Jesús es dueño de nuestros días, nuestro tiempo le pertenece a él, Si le queremos agradar le daremos no solo un día a la semana sino toda la semana. Recordemos el trabajo como una generosa provisión de parte de Dios. Y el descanso como una oportunidad para ser agradecidos por todos los beneficios recibidos en un momento de quietud.

Bendice a tu esposa(o), Hijos, reunidos como familia.
El varón puede recitar a su esposa Proverbios 31:10-30 para bendecirla.
La esposa en forma de bendición recita el Salmo 1 a su esposo.
El esposo lee la siguiente bendición para sus hijos. El Señor te bendiga y te guarde;
El Señor haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; El Señor alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Núm. 6:24:27






Lizy aprendiendo a ser mamá






No hay comentarios:

Publicar un comentario