lunes, 22 de diciembre de 2014

Hoy ha nacido un Salvador

¡El Salvador sí, el Mesías,
El Señor ha nacido hoy en Belén, la ciudad de David¡
Luc.2:11
Ese gran día no sabemos que sucedió mientras María daba a luz a Jesús, lo que se describe en el relato Bíblico es lo que paso con los pastores y magos. María viaja con un embarazo avanzado, seguramente esto no fue nada fácil para la joven mujer, las condiciones no eran las mejores para ella en Lucas 2:6 y 7 dice: Mientras estaban allí, llegó el momento para que naciera el bebé. María dio a luz a su primer hijo, un varón. Lo envolvió en tiras de tela y lo acostó en un pesebre, porque no había alojamiento disponible para ellos.

No hubo un baby shower, no nació en el mejor hospital, no tenia prendas lindas de bebe para vestir, no había nada materialmente que fuera importante. El Rey de Reyes y Señor de Señores viene al mundo en la condición de humildad despojándose de todo. Aunque era Dios, no consideró aferrarse, sino renunció a sus privilegios divinos  naciendo como un ser humano.

Su propósito  en la tierra es bien definido… la salvación de un pueblo perdido, un pueblo separado de Dios por su condición de pecado.

Para ser el Salvador del mundo. Era necesario que Cristo fuese Dios, y sin embargo es cierto que la justicia de Dios requería que el pecado debía ser castigado en la misma naturaleza que se había cometido. Por lo tanto nuestro salvador tenía que ser un hombre. Era un hombre quien rompió la ley de Dios, y era un hombre que debía morir. Voluntariamente dejó la gloria del cielo, fue concebido por El Espíritu Santo en el vientre de una virgen y nació el Dios-hombre Jesús de Nazaret como hombre.

¿Por qué el salvador debía ser Dios? Hubo necesidad que el mediador fuese Dios para que pudiera sostener y guardar la naturaleza humana de sucumbir bajo la ira infinita de Dios y bajo el poder de la muerte. Cristo sufrió la ira de Dios todopoderoso como hombre.

Solo en Jesús podemos encontrar Salvación y una perfecta reconciliación con Dios, te invito a compartir este mensaje, todos los que reconocen su condición de pecado y van en busca de Cristo buscando su perdón tienen la seguridad que Dios los perdona y los declara justos.


Cuando te pregunten ¿Por qué celebras la navidad? Contesta: no hay amor más grande que el de Jesús para dar su vida por nosotros con tanto amor, entre mas conozcas la verdad del evangelio o comprendas su belleza, más su poder te apresará.

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él 
salvará a su pueblo de sus pecados.Mateo 1:21.


Lizy aprendiendo a ser mamá

Biografia: El poder y
El Mensaje del Enangelio.
Pag.135 y136.
Paul David Washer




No hay comentarios:

Publicar un comentario