domingo, 9 de noviembre de 2014

¿Cómo Vivir con un adolescente?

 Cómo vivir con un adolescente


Por Ivan Ayala

Como vivir con un adolescente... sin morir en el intento fue la primera frase que me vino a mi mente al ser invitado a compartir mi opinión del tema, tal vez no soy la persona mas indicada para hablar al respecto porque no he terminado el proceso.  Mi esposa y yo somos padres de tres preciosas chicas de diecisiete, quince y trece años con diferentes formas de ser.  En este momento nos han trasladado de un cuento de hadas y castillos que vivíamos en sus infancias a un campo de batalla con nuevas actitudes, reacciones, actividades y conflictos familiares. ¿Qué es lo más difícil de la adolescencia para los padres? ¿Cuál es el mayor reto a vencer como familia? ¿Cómo puede intervenir o qué papel juega Dios en este proceso?

            Observo que la manera de vivir con un adolescente es y será la misma que ha sido a lo largo de la historia; una serie de cambios físicos, hormonales, relacionales, de carácter, de maneras de pensar, etc. que si le sumamos el entorno social, problemática cultural y/o económica actual, crisis de los adultos y la influencia del mundo, pues, nos encontramos en un terreno muy áspero, no de balde decía Pablo a los Efesios 
“5:16  Aprovechen cada oportunidad que tengan de hacer el bien, porque estamos viviendo tiempos muy malos” Traducción Lenguaje Actual

Por lo tanto, si desde esos tiempos fueron llamados “malos” ¿Qué nos espera? Primeramente déjeme decirle que somos los  adultos quienes deberíamos tomar el control y la actitud correcta, lo último que esperan nuestros hijos es que seamos los que perdemos los estribos, a causa de que nos exasperan, Papá, mamá ¿Está dispuesto a involucrarse? Le animo a hacerlo y me pongo el saco, ese sería el primer paso a vencer: padres indiferentes o ausentes ¿usted lo es?

En segundo lugar de manera personal pienso que el mayor reto es la tecnología que está ganando terreno a pasos agigantados a lo espiritual, me refiero a la manera de comunicarnos y entretenernos  por medio de  smartphones, tablets, laptops, pcs. etc. Incluidos niños, jóvenes o adultos. En nuestros tiempos a la TV se le llamaba “la nana electrónica” la cual fue muy criticada, ahora el Internet, las redes sociales en cualquier lugar han venido a suplir a la “Nana, al ayo”, y nos sólo eso, es también el centro de charlas, el lugar donde se encuentra con sus amigos, es donde halla información, juegos, videos, entretenimiento o diversión, ésto puede ser para bien o para mal, dadas las circunstancias nos encontramos ante el reto de un nuevo centro de atención que conquista e influye nuestros corazones,  en otras palabras es la manera de amoldarse al mundo y es lo que está consumiendo nuestro tiempo ¿Cómo hacer que la Palabra, la Ley, sea el “ayo” que lleve a Cristo a nuestros adolescentes?

Gal 3:24  La ley fue como un maestro que nos guió y llevó hasta Cristo, para que Dios nos aceptara por confiar en él. TLA


Definitivamente dicha tecnología es la herramienta de este siglo ¿Cómo usarla para gloria de Dios? Páginas, Videos, recursos electrónicos, Blogs como éste son los que pueden hacer la batalla y están disponibles,  facilítales y promueve el que los frecuenten algunos acorde a su edad, pero insisto, es muy difícil captar la atención de muchachos que empiezan a tener cierta libertad  en decidir con un tiempo de lectura de la Palabra, un devocional, una predicación o charla bíblica por encima de ver noticias en facebook por ejemplo.  Según la misma Escritura tenemos que repetir la Palabra de Dios en el todo tiempo a ellos desde que nos levantamos hasta que nos dormimos, por el camino, y tal parece que uno de los caminos mas transitados es el de la red ¡pues ahí! debemos hacer ésta labor, al igual que antes cuidábamos con quién se juntaba, ahora supervisa sus amistades por las redes sociales y que todo de tu parte sea para que tenga amigos creyentes que asisten y ellos asistan a la iglesia, a los grupos de su edad, de verdad enfoca tu máximo esfuerzo en ésto, algo que nosotros hemos hecho inconcientemente desde muy pequeñas es darles su domingo (cantidad de dinero semanal) en la iglesia, eso indirectamente las motiva. Otro modo de estar al pendiente es mirar en su historial qué páginas navega de manera cotidiana, intenta que no sea como policía, sino, mostrando interés en lo que le gusta.

Por último confieso que mi esposa y yo a pesar de tener largas y sustanciosas horas devocionales de manera individual, como familia siempre se nos ha dificultado tener tiempos de enseñanza; las actividades, los diferentes horarios y la rutina hace que sea complicado coincidir en un tiempo de tranquilidad para todos, sin embargo, reconocemos lo importante de ello, he notado que así como una película, video o foto de la red o algún programa atrae a sentarse, disfrutar y compartir (share) con otros, así hemos hecho para tener nuestros tiempos de estudio familiar, esto es, crear un ambiente agradable, buscar que todos estén cómodos, relajados disfrutando su postre, botana y bebida favorita, como padres contar anécdotas significativas y chuscas del pasado y enlazarlas a una enseñanza, cómo tal circunstancia nos sirvió en la vida y dio o no honra Dios; ellos encuentran interesante  saber cómo actuamos correcta o incorrectamente, qué sentimos, qué vivimos, conocimos, pensamos cuando teníamos su edad.  Es un puente de comunicación que les ayuda en la búsqueda de su identidad y saber cómo superaron las mismas pruebas otros, qué mejor lección que la que viene de alguien que lo ama, definitivamente no debe ser algo kilométrico en cuestión de tiempo.  Estos momentos se convierten en algo de calidad y de buen sabor. Otro tip en esta etapa es que no dejemos de buscar actividades comunes como familia, salir a lugares de paseo, acompañarlos en sus actividades deportivas, aconsejarlos, interesarnos, apoyarlos, que te platiquen sus anhelos y temores sin que des respuestas apresuradas o aconsejando.  Nunca van a recordar cuánto dinero llevaste por quincena, pero sí, el abrazo cuando estaba desanimado, o la porra que echaste en su partido, las risas después de aquel momento chusco, el apacible silencio comiendo nieve  ¿me explico? ¿Qué es lo importante?  Instrúyelo ahora y cuando esté grande lo recordará y le servirá.

Gracias a Liz Bañuelos por la invitación, oro para que esta humilde opinión sea de bendición, cualquier aportación o comentario es bien recibido, que Dios nos de sabiduría y obediencia constante, ama a tus hijos como te ama Dios.

Acerca del autor:  él y su esposa Angélica mayordomos por Dios de un negocio de consumibles y servicio de computo desde 1998; miembros activos de Iglesia Bíblica Gracia en Guadalajara desde 1996, han apoyado como encargados y participantes por diferentes ministerios como matrimonios,  adolescentes,  alabanza,  enseñanza,  misiones, misericordia, escuela dominical, predicación; estudiaron nivel de maestría en teología, también sirven como profesores en la universidad Cetc y son parte del equipo de trabajo y de decisiones de su congregación.
Familia Ayala


No hay comentarios:

Publicar un comentario