jueves, 7 de agosto de 2014

Con amor a una futura madre

En otros años cuando nacía un bebe, la madre recibía la ayuda de amigos y parientes que venían a su lado para brindarle sus consejos y apoyo., muy pocas de estas abuelas, o tías, habían leído un libro sobre la crianza de los hijos.
Pero eso no importaba, poseían la sabiduría que Dios da para tratar a los bebes, tenían una respuesta para cada situación, eso no quería decir que siempre era lo correcto.

 De ese modo la madre recibía un pequeño curso del cuidado de su hijo,  estas abuelas o tías por lo general ya habían criado a hijos, nietos o sobrinos, las abuelas tienen años de experiencia sobre este asunto., de tal forma que te daban más de un consejo. Este tipo de consejos no funcionan para todos, cada madre y niño son diferentes al igual que sus necesidades., hay un consejo que te daré que funciona para todos y puedes enseñarlo desde pequeños a tus hijos.


 Amar a Dios es el primer consejo , te preguntarás ¿Como le enseñó esto a mi hijo? Nuestros hijos aprenden un 80% de lo que ven a través de nosotros, veamos que dice Dt. 6: 1 al 3 nos da una lista de mandamientos para que los pongamos por obra nosotros y nuestros hijos. 
¿Entonces como debo amar a Dios para que yo instruya a mi hijo?
Si mi hijo aprenderá de mi, 
el amor que yo refleje hacia Dios debe ser: 

Con un amor fuerte, con convicción., con un intenso deseo de obedecerlo, tienes continuamente una relación con tu creador, el versículo 4 dice que Jehová es uno ( el pueblo entraría a una tierra donde existía la idolatría) no hay nadie más que solo él para rendirle toda nuestra adoración, Dios es el único vivo y verdadero.
Repite a tu hijo que Dios es el único vivo y verdadero.

Con un amor inteligente, requiere todo nuestro intelecto, emociones y voluntad., una entrega sin reservas, que no 
es sólo de palabra sino en verdad, el amor de Jesús hacia nosotros fue un amor sin reservas., Me refiero a un amor inteligente cuando eres consciente de lo que Jesús hizo por ti, su precio, el valor de su sangre, el perdón de tus pecados y pones entonces en práctica el amarlo con todo tu ser. Es imposible decir que amas a Dios solo con tu mente o con tus emociones. Se  involucrado todo tu ser.

Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón
Y de toda tu alma,
Y con todas tus fuerzas.
Y estas palabras que yo te mando hoy,
estarán sobre tu corazón.
 y las repetirás  a tus hijos, y hablarás
 de ellas estando en tu casa, y andando
 Por el camino, y al acostarte, y cuando
 te levantes. 
Y las ataras como una señal en tu mano
y estarán como frontales entre tus ojos.,
y las escribirás en los postes de tu casa
y en tus puertas.Dt. 6:5 al 9.

Medita, necesitas pasar tiempo leyendo, memorizando la palabra de Dios.
Cuando tienes bebes es complicado por el desajuste del tiempo, vale la pena un esfuerzo de tu parte.

Es importante la memorización de la palabra de Dios para que después se la enseñes a tus hijos.

Instruye, Nos da la idea de tener un correcto cuidado de guiar a nuestros hijos, debes repetir con frecuencia la palabra de Dios en todo momento ( esto no quiere decir que estarás tras ellos todo el día) sino ser intencionales,
aprovechando toda oportunidad que se presente.Cada nueva generación de Israel tenía que aprender a obedecer la palabra de Dios.

Ten un tefilin
 Son bolsas o cajitas de cuero que se amarraban en las manos
 Y frente. La orden de atar la palabra en la mano y en la frente es una manera simbólica de enfatizar el continuó recuerdo de la palabra de Dios. Dt. 6:4 al 9


Una de las primeras cosas por hacer para tener el continuó recuerdo de la palabra de Dios es realizar pequeñas tarjetas con versículos 



Las tarjetas puedes llevarlas contigo, y los papeletas pegados en la pared es una forma rápida de recordar algo.
Puedes descargar la Biblia y escucharla en tu móvil o cualquier otro aparato.
 Pon en algún cuadro estos versículos y así los tendrás a la vista siempre. Dt.6: 4 al 9.



Con cariño
Aprendiendo
 a ser mamá


,
.,((,,

No hay comentarios:

Publicar un comentario