domingo, 23 de febrero de 2014

palabras con poder 2

La critica:

Muchos psicólogos dicen que por cada comentario negativo que una persona recibe, necesita escuchar diez comentarios positivos para poder olvidar el efecto negativo. Karol Ladd.

La critica mal empleada como la destructiva reprueba, censura, descalifica, ataca, discrimina, prejuzga lo que una persona piensa, hace o dice.


Esta palabra no siempre es usada para este fin, también un critico es aquel
que hace observaciones y comentarios sobre una cosa especialmente para que mejore. (no seas demasiado critico con su trabajo) o bien los críticos de cine lo hacen para mejorar al igual que los críticos de libros, catadores,etc. 

Anteriormente hable sobre las palabras positivas para nuestro hijos, palabras de afirmación: declaraciones que se repiten verbalmente en forma regular para ayudar a provocar un cambio en distintas áreas de las personas.

La critica descalificadora por el contrario puede ir minando día a día la autoestima de tu hijo(a) por cuanto puede ir construyéndose un concepto de si mismo negativo.
( te dije que lo hicieras así, eres un inútil, mira nada mas como te quedo, que feo, yo lo hubiera hecho mejor) esto es familiar para muchos.

La critica es a veces necesario utilizarla, lo importante es porque y cuándo emplearla y como darla, esta seria una critica constructiva, debemos usarla con el fin de que una conducta o actividad mejore.

No es lo mismo una observación de un comportamiento o conducta no aceptable que la rabia y el descontrol que emana de esa conducta.

La clave es no tener una tendencia que funciona casi siempre en términos negativos ¨persiguiendo¨ al hijo(a) y recordándole solo lo que hace mal o deja de hacer.

No estoy diciendo que no le digamos nada a nuestros hijos,sino de amonestarlos tomando en cuenta este versículo:




En algunos casos un padre debe amonestar (instar a sus hijos). 
Es tomarlos de la mano y guiarlos con el fin de darles seguridad, si quieres que tu hijo haga algo, dale instrucciones especificas y palabras claras.

En Efesios 5:14 se mencionan 4 palabras: amonestar, estimular, ayudar y ser paciente; consideremos los principios que hay aquí ¿como podemos aplicarlo a nuestra vida diaria?

1. Ociosos,holgazanes; Significa: no mantenedor de un orden, era especial mente un termino militar (ATAKTOS) los ociosos eran los que rehusaban sostenerse a si mismo que eran difíciles de tratar y que había que confrontar.Nadie quiere tener un hijo flojo en casa, muchas veces nosotros propiciamos esta conducta en nuestros hijos al no darles tareas especificas para hacer, por el contrario les dejamos que pasen horas frente a un monitor o aparato electrónico.

2. Estimulen a los desanimados; estimular significa dar valentía a alguien, habrá momentos en los que escuche a su hijo y descubra que necesita valentía para enfrentar  algo. La idea es similar a la de un paramédico que se pone al lado de la persona que esta herida.Nuestros hijos constantemente se desaniman y mas si son pequeños, su frustración puede convertirse en desanimo, estemos a lado de ellos para instruirlos en sus conductas y reacciones.

3. Los débiles son los que tienen limitaciones morales, físicas o espirituales, debemos estimularlos para ayudar; constantemente tenemos que hacerlo en la vida de nuestros hijos. 

4. Que sean pacientes (longánimos) requiere paciencia extraordinaria bajo provocación o prueba. La paciencia es algo que debemos imitar de Dios y practicar.

Hay poder en nuestras palabras para construir o destruir; cada momento que quieras hacer una observación (critica constructiva) recuerda estas palabras de Efesios 5:14. 
Una de las cosas que se pueden hacer por un niño es subrayar sus virtudes por encima de sus defectos.

Si tu no lo haces quien lo hará? No permitas que nadie le quite a tus hijos esas dosis de valor que tu les has dado día a día, por supuesto que el valor de un niño no depende de lo que hace o de lo que los demás piensen acerca de el, mas bien debe estar basado en lo que son en Cristo.Nuestro trabajo como padres es reconocer sus cualidades, siendo sinceros, y que sepan lo valiosos que son para Dios y para nosotros  como padres.





Lizy aprendiendo a ser mamá.

Notas,escuela para padres.






  






3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Es muy cierto que la crítica va minando la estima de los hijos. Nosotros somos creados a la imagen de Dios mismo y creo que por ello deberíamos tratarnos unos a otros con el amor y respeto que le hablaríamos a Él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blanca, gracias por tu comentario, si fuéramos consientes como padre del impacto de nuestras palabras pensaríamos dos veces antes de decir algo! Dios quiere como tu dices que nos tratemos con respeto y amor, siendo pacientes con los hijos.

      Eliminar