viernes, 21 de febrero de 2014

Palabras con poder 1

El rey de una oreja

Se cuenta de este rey que solo tenia un oreja, cuando él era niño sus padres tenían miedo por que era diferente y también se preguntaban como reaccionarían los súbditos por tener a un rey con una oreja.
La reina en lugar de darle seguridad a través de sus palabras quizo ocultar esto poniéndole a su hijo una peluca, nunca se hablaba del tema y por el contrario el niño se convirtió en un rey inseguro al llegar al trono.

Un día el rey necesitaba que le cortaran el pelo, así que fue con el peluquero de el pueblo y le pidió que no revelara su secreto, el peluquero tenia tantas ganas de decir este secreto que se fue al campo y grito: ¡EL REY TIENE UNA  OREJA!, en poco tiempo el secreto de el rey quedó al descubierto; cuando la noticia llegó al rey, solo dijo: las pelucas dan mucho calor, y creo que me veo mejor así, a lo que una doncella le contestó permitame decirle que apuesto es usted!

Otra historia seria si los padres del rey le hubiesen dado palabras de afirmación cuando era niño. Las palabras de afirmación son declaraciones que se repiten verbalmente en forma regular para ayudar a provocar un cambio en las personas.

Nuestro hogar debe ser un lugar donde se digan palabras de afirmación, hay poder en nuestras palabras para construir o destruir como dice proverbios 18:21.

La alabanza facilita el desarrollo de una autoestima o proporcionan experiencias que dejan huella de un efecto positivo en la autoestima del niño.
Son excelentes movilizadores de comportamientos adecuados, por lo que bien utilizados son de gran potencial. A los niños les gusta recibir elogios, pero también que se les diga la verdad.



La mayoría de nosotros tendemos a identificar nuestros defectos, pero no las cualidades. Esto también se refleja en los hijos. Una de las cosas que se pueden hacer por un niño es subrayar sus virtudes por encima de sus defectos. 



Para practicar:

Reconoce las cualidades de tu hijo, se sincero.

Acentúa lo positivo en ellos.

Aprendamos a decir las palabras correctas en el momento indicado.

Lizy aprendiendo a ser mama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario